No soy vegetariano, pero me gusta variar y comer sano y por eso los frecuento.

En Madrid tenemos suficientes sitios donde dar gusto al paladar sanamente.

He aquí algunos:

-Yerbabuena. Sabroso. Cuidada presentación de los platos. C/ Bordadores nº 3. Junto a la Plaza Mayor.

El Vergel: Paseo de La Florida, 53. Metro Príncipe Pío. Cocinan bastante bien. Precio moderado.

La Galette, 2. Cocina con larga experiencia. Uno de los pioneros. Decoración elegante y acogedora. C/ Bárbara de Braganza, 10.

Ceres.  Uno de los primeros y un clásico de Tetuán. Buen plato de Casa. Precio moderado. C/ Topete, 3.

La Biotika. Pionero de los vegetarianos madrileños. Platos combinados de sabores bien combinados. Decoración casi inexistente. C/ Amor de Dios, 3.

Vegaviana: Acogedor. Con buenas croquetas y raviolis. El plato degustación es interesante. Precio moderado. C/ Pelayo, 35.

El Restaurante Vegetariano. primer vegetariano de Malasaña, abierto en 1980. Sublime tarta de naranja. C/ Marqués de Santa Ana, 34.

Al Natural: Precio medio: 18 €. Cocina sana. Bonita decoración. Buena paella vegetal. C/ Zorrilla, 11.

El Estragón: Plaza de la Paja, 10: (Metro La Latina) Ambiente animado. Precio razonable.

Artemisa: La comida sabe rica, aunque tiran bastante de la nata y de los condimentos. C/ Ventura de la Vega, 4.

Vega. Buena atención. Cocina vegana elaborada, sabrosa y estimulante. Cierra el miércoles. C/ Luna, 9.

La Encomienda. De los cocineros de “Vega”. Interesante vegetariano de nuevo cuño en Lavapiés, en la calle Encomienda, 19.

Loving Hut. Vegano con cocina sabrosa y buena atención. C/ Reyes, 11.

 

Unos apuntes críticos:

-A veces, en algún vegetariano, lo que echo de menos es un buen plato de verduras rehogadas, un buen puré, o un guiso de los de toda la vida en vez de tanta combinación extraña y tanto culto como hay a la cocina rápida vegetariana.

-Hay algún vegetariano que tiene la obsesión de colocar estatuas de Buda por todas partes ¿Por qué mezclar religión y comida? ¿Por qué convertir en un templo lo que solamente es un restaurante?

-También existe algún vegano que abusa de la propaganda en contra de los ovolácteos y de los carnívoros. ¿Por qué no dejar en paz a cada quién con su conciencia? Cuando uno va a este tipo de restaurantes va a comer y no a que le sermoneen.

Gracias por tu atención, si conoces algún otro sitio recomendable, adelante, esto pretende ser un espacio informativo para todos los lectores.