Selección de varias de las heladerías más cualificadas de esta cremosa capital.
Las mejores heladerías de Madrid
– Napoli: en la Avenida Ciudad de Barcelona nº 19 (Metro Menéndez Pelayo) Artesanía y creatividad para una de nuestras mejores heladerías, con gustos tan curiosos y originales como boletus, aceite de oliva, cerveza belga, mascarpone con higos, pétalos de violeta, ketchup…
Da Roma, en Santa Engracia nº 155. Materias primas de primera calidad. Combinados de crepe y helado.
La Gelatería di Ángelo: Paseo de Yeserías nº 41. La Gelatería de Ángelo di Santis, abierta en 2002,  también se basa en la calidad artesana y destacan los helados de fruta natural y los sin azúcar.
– La Bonata: Plaza de Chueca nº 8. Un artesano holandés prepara sabrosos helados de sabores tan curiosos como el de galleta maría o un helado que sabe a perfume: el de bergamota, además, buen granizado de limón.
Sani Sapori: C/ Lavapiés, 31. Freda Lo Giudice fabrica helados italianos con maestría artesanal. Utilizan frutas ecológicas y azúcar de caña.
Alboraya. C/ Alcalá, 125 (metro Príncipe de Vergara) Siguen la rica tradición heladera valenciana desde hace 30 años. También horchata de primera.
– Giangrossi: c/ Velázquez nº 41. Helados argentinos al modo italiano. Con sus característicos sillones y una selección muy atractiva: té verde, mandarina con zanahoria, lima y jengibre…
– Giuseppe Ricci: C/ Huertas nº 9 (Cerca plaza Santa Ana) Helados de cuidados sabores. También helados salados como el de aceitunas y dietéticos con soja y sin lactosa. Calipos con un 30% de fruta.
– Gelateria La Romana: En Paseo de la Habana, 27 y San Bernardo, 96. Franquicia de una buena heladería de Roma regentada por la familia Zucchi. Helados como el de zabaglione (vino dulce), el de panna cotta o manzana verde.
Mistura: en c/ Augusto Figueroa, 5, c/ Ciudad Rodrigo, 6 y c/ Caballero de Gracia, 7. Cremosos helados españoles trabajados sobre piedra de granito helada. Bajos en grasas y azúcares.
– Sienna: en la calle de Narváez nº 62. (Metro Ibiza) El helado apetecido al volver de un paseo por El Retiro. Avellana, turrón, chocolate extra, mandarina, cava…slurp!
Lolo: Polos de zumos de frutas, ricos ricos. En c/ Espíritu Santo, 16.
Amorino: Helados ecológicos con forma de rosa.  En c/ Mayor, 40.
El Riojano, en la calle Mayor, 10 (metro Sol) preciosa pastelería del siglo XIX.
Freddo Freddo, en Padre Damián, 15, ricas cremas y chocolates estilo italiano y también línea dietética.
– Los Alpes: en la calle Arcipreste de Hita nº 6 (Moncloa) heladería veterana, fundada en 1950 por Pedro Marchi. Enorme carta de sabores: limón, avellana, también el de pistacho, el de arroz con leche, el de arándanos…y en la puerta, el carrito del helado con el que empezaron el negocio.
Madrid es una ciudad muy heladera (a veces incluso heladora), ya desde el lejano tiempo de los Austrias, cuando se traía la nieve desde el Guadarrama para confeccionar los sorbetes y mantecados que tanto gustaban a la Corte.
Sin duda me he dejado alguna buena casa de helados en el tintero, es difícil abarcarlo todo, así que os agradezco vuestras sugerencias.