Un vecino de la calle Pérez Galdós ha montado un delicioso jardín en los balcones de su casa.

Con diversas especies de geranios, alguna exótica palmerita y diversos molinillos de viento, en la mejor tradición del jardín balconero madrileño.
Una alegría para la vista de los paseantes.
Fotos: C. Osorio.