En muchas casas de Madrid existía la costumbre de poner un banco, o unos asientos en el portal.
Todavía hay bastantes casas que los conservan.
Me gusta verlos, me parece que contribuyen a la sociabilidad entre los vecinos, y siempre se crea una agradable conversación en los bancos del portal.
Foto: C. Osorio.