Los amantes de una institución madrileña como la Taberna estamos de enhorabuena. El “As de los vinos” ha vuelto a abrir tras unos meses cerrado. Los actuales propietarios han sabido conservar su decoración y su encanto, así como sus populares torrijas.
Torrijas que se pueden probar en dos modalidades: las de vino dulce y las de leche.

En 1907 se inauguró esta genuina taberna de la calle de la Paz.
Luis Montón, su fundador, era un entrador de vinos generosos natural de Tomelloso, que vendía especialmente vinos generosos y dulces con las marcas: El Viejo, Los viejos y El Anciano.
Las tres tabernas se llamaban “El Anciano, rey de los vinos”. La que conserva el nombre es la de la calle Bailén, la de la calle Leganitos desapareció y esta hubo de cambiar el nombre por el actual por un problema de derechos de los herederos. Desde entonces se la conoce como “El As”
Particular encanto tienen sus mesas de cristal decoradas con anuncios de los años veinte, o el inefable cartel de “Se prohíbe escupir en el suelo”

 Entre las raciones que se pueden tomar, aparte de las torrijas, está la tortilla española, las croquetas o los boquerones. Destacamos la amabilidad de los nuevos camareros.
La casa de las torrijas
C/ La Paz, 4. 28012 Madrid
Tf. 91 532 14 73.
Fotos: Carlos Osorio.