Desde el paleolítico hasta los años 60 del siglo XX ha habido madrileños viviendo en cuevas.
La configuración arenosa o yesífera del terreno facilita la excavación de cuevas-vivienda.
Las más antiguas pertenecen al Paleolítico y se hallan en los cortados yesíferos de Perales de Tajuña, o en zonas próximas a Vallecas y Villaverde. El Titulcia existe aún un nutrido grupo de cuevas vivienda, habitadas hasta fechas reciente, en un estado de conservación un tanto lamentable que merecería una intervención de Patrimonio Histórico.

Por lo que respecta al casco urbano madrileño, hay referencias a las cuevas vivienda en muchos barrios de Madrid a lo largo de los siglos. Cuevas excavadas en la arena, especialmente en las terrazas formadas por el Manzanares y por varios arroyos.
Las fotos anterior y posterior corresponden a viviendas-cueva de Tetuán en los años 60.

Y esta última imagen corresponde al barrio de la Concepción.
Entre los años 40 y 60, época dura y difícil de la posguerra, varios miles de madrileños vivían en cuevas por no poder alojarse en otro tipo de viviendas.