¿Dónde comerse unas buenas setas en Madrid?

Durante el Otoño, no hay quien se resista al delicioso sabor de las setas, un plato que contiene abundantes sales minerales y oligoelementos, rico en proteínas y que estimula la actividad nerviosa y cerebral.
En Madrid tenemos bares que las sirven todo el año, como “El Imperio” o “El Cisne Azul”, mis favoritos, y también hay muchos restaurantes que las sirven solo en temporada.

“El Imperio” está en la calle Galileo, 51, esquina con Fernández de los Ríos. Los expertos cocineros de la familia Blanco te preparan las setas en la propia barra y solo del aroma ya te alimentas. Boletus, níscalos, amanitas, colmenillas,…
Y para completar unas plantitas muy sabrosas: pamplinas, cardillos, ortigas, alcachofas y flores de calabacín. 
“El Cisne Azul” en Gravina, 19 (el de siempre) y Gravina 27 (el nuevo), está en manos de Julián Pulido y familia. La variedad de setas traídas diariamente de toda España es impresionante: chantarellas, colmenillas, cesáreas, senderuelas, angulas de monte…
Además hacen muy bien las carnes.
Además hay una serie de restaurantes que preparan las setas en la temporada de Otoño.
Uno muy recomendable es el Bolívar, en la calle Manuela Malasaña, 28, donde suelen tener un menú degustación de setas impresionante.
Viridiana, el gran restaurante de Abraham García, en Juan de Mena, 14.
Arce, el restaurante de Iñaki Camba, en Augusto Figueroa, 32, en Chueca.
Gala, con su menú de setas de temporada, en Espronceda, 14.
La Tasquita de Enfrente, en la calle Ballesta, 6.
La Dominga, el restaurante de Diego Couto, en Espíritu Santo, 15, en Malasaña.
La Cocina de María Luisa, en Jorge Juan, 42.
Dantxari, en Ventura Rodríguez, 8.
El Paraguas, en Jorge Juan, 16.
Bien, estas son nuestras sugerencias, y lo hacemos sin llevarnos ningún regalito y sin ninguna comisión, como siempre.
Si tienes alguna sugerencia, los demás lectores te lo agradecerán.
¡Buen Provecho!