Casa Pajuelo: una tienda “de pueblo” en el corazón de Madrid.

En la calle Atocha nº 95 radica una de mis tiendas favoritas de Madrid, fundada en 1946 en una época en que la gente de los pueblos de Castilla- La Mancha venían a Madrid a proveerse de especias, tripas y cordeles para hacer los chorizos y embutidos. En Pajuelo hay un agridulce aroma a bazar oriental, debido al pimentón y otras especies, y al dulce olor de la buena miel de la Alcarria, que aquí venden todavía a granel.
La miel española está entre las mejores del mundo por la abundancia de plantas medicinales que hay en nuestro suelo y cuyas propiedades pasan a la miel gracias al polen que recogen las abejas. Es una pena, pero la miel española está ausente en las estanterías de los supermercados y grandes superficies. En su lugar tenemos esa otra miel industrial que, pese a anunciarse con violines y dibujos de granjas a lo “Walt Disney” es en realidad una miel de baja calidad y ningún aroma, procedente de China.
Por calidad y precio, no hay comparación posible con la miel nacional que se vende en Pajuelo.

Fotos: C. Osorio